Paradigmas de la tercera edad y la tecnología

Paradigmas de la tercera edad y la tecnología

 

Existe la creencia de que las personas de la tercera edad encuentran dificultades para el manejo de tecnologías básicas (como un smartphone o un televisor inteligente).  En el caso de las plataformas de telemedicina para consultar historiales clínicos en línea o agendar una consulta, podría parecer imposible que un adulto mayor se defienda por cuenta propia, pero la realidad es distinta.

Se debe considerar especialmente el diseño y usabilidad de las aplicaciones asociadas a telemedicina para que las personas de la tercera edad puedan hacer uso de ellas libremente. Solo de esta forma se puede sacar provecho a las oportunidades que brinda la digitalización para cuidar de los adultos mayores en el día a día, y también en momentos de crisis como el aislamiento obligatorio por COVID-19.

Según las estadísticas, el 20% de la población chilena pertenecerá a la tercera edad en 2025 debido al envejecimiento acelerado, por lo que contar con tecnologías médicas amigables con la población mayor es una prioridad hoy más que nunca.

En nuestro caso, nos enfocamos en tener una plataforma de telemedicina accesible y fácil de manejar para usuarios de todas las edades. Esto lo demuestran las estadísticas de pacientes mayores de 61 años activos en la app Mediclic:

  • Un 24,97% de usuarios de la tercera edad en la Municipalidad de Las Condes usa la app Mediclic para citas.
  • En la Municipalidad de Santiago, el total de usuarios en el rango etario de 61-100 años que usa la app Mediclic para citas es del 25,68%.

Las plataformas de telemedicina con visión a futuro incluyen a la tercera edad

La esperanza de vida en Chile es mucho más alta que hace 60 años. Esto significa que, a medida que la población envejece, es necesario garantizar el acceso a servicios de atención médica a personas de la tercera edad.

Otro punto esencial es recordar que el mundo avanza a pasos agigantados y que, con la pandemia por COVID-19, la telemedicina se convirtió en un recurso predominante.

La única forma de garantizar que los adultos mayores accedan a una atención médica digna es que el sistema de salud, los proveedores de servicios médicos y las municipalidades inviertan en plataformas de telesalud que brinden una experiencia de usuario simple y funcional, como ya lo han hecho la Municipalidad de Santiago, la Municipalidad de Las Condes y la Municipalidad de Renca.

 

Telemedicina inclusiva

Es indispensable que las plataformas de telemedicina pongan empeño en desarrollar aplicaciones accesibles para los usuarios de la tercera edad, de modo que se garantice el acceso a servicios de salud a todos los chilenos.

Desde luego, también es importante la labor de las empresas y proveedores de servicios, que además de adoptar plataformas de telemedicina adecuadas, pueden contribuir a la inclusión de los adultos mayores capacitando al personal y adquiriendo herramientas de soporte como los Software de Atención al Cliente.